Hace unos meses empecé mi terapia con Moni porque padezco de cáncer, dos tumores en la mama derecha. Cuando fui a consultarla ya habia hecho mi primer ciclo de quimioterapia, ya voy por el cuarto, y son seis.

La quimioterapia es, segun mi oncólogo y mastóloga, el único tratamiento posible en este estado de mi enfermedad, pero no solo ataca al cáncer, también lo hace a todo mi organismo, yo digo que pagan justos por pecadores.

Durante el tiempo que dure este tratamiento no puedo tener ningún tipo de lesión en la piel, esto incluye hasta las inyecciones intramusculares, ni hacer extracciones de muelas ni tratamientos de conducto, entre otras muchas cosas.

La cuestión es que por el mismo tratamiento se me produce una caries en una muela, se lo comento al oncólogo y la primera vez no le dio importancia; después empecé a sentir los tirones en la raíz típico de la infección; como al pasar se lo comente a Moni en uno de los encuentros y trabajamos sobre eso, fue un día martes, y el jueves siguiente el oncólogo me suspende el ciclo para que vaya al dentista.

Cuando voy el sábado a ver a la dentista me dijo que lo mio era para tratamiento de conducto, ya sabia que no podía hacerlo pero me dijo que mi cuerpo había hecho solo un conducto por el cual drenaba y eso hacia que no tuviera hinchazón ni dolor, era algo que ella jamás había visto.

Es un milagro lo que te paso, me dijo. Ademas mi médica clínica, mi mastóloga y mi oncólogo, dicen que no saben que estoy haciendo para estar así pero que lo siga haciendo.

No bajé un gramo, camino aunque con un poco de dolor pero estoy todo el día levantada, y no estoy teniendo mayores problemas con las defensas, me voy recuperando sola sin necesidad de vacunas. Gracias a Moni, porque esto sirve de verdad, y gracias a mi por permitir esta recuperación.